La República de Panamá y especialmente en particular su capital, Ciudad de Panamá, es sinónimo de arquitectura de vanguardia, lujos y rascacielos. En este sentido, la Torre Vitri se encuentra entre los rascacielos más sorprendentes e imponentes no solo del país, sino de la región y todas las américas. Te invitamos a conocerlo.

La Torre Vitri: majestuosidad, confort y arquitectura del futuro

La Torre Vitri, que se ubica sobre la pintoresca Avenida Paseo del Mar (más conocida como «El Malecon», es el edificio residencial más alto de todo Panamá. Tiene un total de 75 pisos y llega a alcanzar los 281 metros de alto.

Esta brutal torre residencial concretó su construcción en 5 años, habiendo establecido sus cimientos en el año 2007 y erigiéndose por completo en el 2012. Al ser este un edificio residencial, permite deleitarse con sus exquisitas elegancias en una estadía familiar o de negocios frente a la belleza de la costa panameña, pues cuenta con vista a la a la Bahía de Panamá de la Costa Este, lo que la convierte en un verdadero privilegio contemporáneo

Con sus 75 pisos y unos asombrosos 281 metros de altura, abrió sus puertas a principios de 2012 y fue llevada a cabo por los anteriormente mencionados Pinzón Lozano & Asociados.

En relación con su interior, cada apartamento tiene cuenta con una amplia cocina con isla para preparaciones culinarias, así como cuarto y baño de empleada.

torre-vitri-1

También tiene cuatro recamaras con baño, principal con walking closet, puerta de entrada doble, con medio baño de visitas, techos altos, área para salita familiar, cuatro estacionamientos. Pero, por si fuera poco, la torre brinda servicios de gran variedad que van desde piscina y espacios verdes a salón de fiestas y cable tv.

Resta decir que la estratégica ubicación de este fantástico rascacielos también es un importantísimo dato a destacar, pues la Costa del Este es una de las zona más exclusivas y significativas en relación con el desarrollo inmobiliario.

De hecho, fue diseñada con los estándares del primer mundo, cuenta con un sofisticado cableado soterrado, urbanización con accesos fáciles pero restringidos, planta de tratamiento de aguas privada y mucho más, factores indispensables para el desarrollo y hecho que ha permitido que esta región se crezca y se industrialice al unísono con la Panamá de hoy.

Dentro de las tantas opciones que la creciente y ejemplar arquitectura panameña nos ofrece, el rascacielos residencial de la Torre Vitri es, sin lugar a dudas, un ejemplo que nadie se puede quedar sin conocer.