El proyecto Expansión del Aeropuerto Internacional de Tocumen, impulsado por el Gobierno Nacional y actualmente conocido como la Terminal 2 (T2), inició su construcción en marzo de 2013 con un objetivo claramente determinado: mejorar la estructura edilicia que permita acompañar el crecimiento económico y logístico de una Panamá de vanguardia.

La T2 es considerada hoy como una de las obras arquitectónicas más importantes en términos de infraestructura y modernización aeroportuaria, fruto sembrado por Tocumen S. A. con una previsión a 20 años para recibir y atender una demanda de más de 20 millones de pasajeros anuales y, al unísono, extender el crecimiento socioeconómico, turístico y cultural de Panamá.

De este modo, la flamante y eficaz estructura de la Nueva Terminal Sur (T2) se conectará con la actual terminal existente (T1) formando un único gran complejo aeroportuario que optimizará todas las operaciones del Aeropuerto Internacional de Tocumen, consolidando a Panamá como el Hub de las Américas y fortaleciendo la demanda de nuevas frecuencias de vuelos, nuevas aerolíneas y las exigencias de miles de pasajeros que a diario ingresarán al país o harán conexión por Panamá.

Durante su construcción, esta obra generará más de 4 mil plazas de empleo, directas e indirectas, permitiendo así preparar personal propiamente calificado para la continuidad e inclusión laboral una vez culminada la obra.
El diseño y la construcción del proyecto fue adjudicado a Odebrecht Ingeniería y Construcción Internacional en 2012.

Esta obra contempló la construcción de la Estructura de la Nueva Terminal, así como también un Boulevard de Acceso desde el corredor sur hacia la Avenida Domingo Díaz y la Plataforma Logística, un extraordinario Chiller Plant y un inmenso tanque de 800 mil galones que no solo funcionará como el corazón de la terminal que proveerá de agua fría el sistema de aire acondicionado, sino también agua potable para rociadores del sistema contra incendios, áreas de comida y mucho más.

A 4 años y dos meses del inicio de la ejecución de las obras, el proyecto Expansión del Aeropuerto Internacional de Tocumen presenta un 80 % de avance y una inversión de $ 880 millones de dólares. El proyecto de Expansión del Aeropuerto Internacional de Tocumen muestra los alcances, características y desarrollo de esta importante obra que se prepara para recibir a más de 25 millones de pasajeros para 2025, cifra que casi duplica la cantidad actual de pasajeros.

Actualmente la obra se está desarrollando con miras a adecuar una de las terminales más importantes de todo el continente y prevé recibir una demanda aún mayor de pasajeros. Para ello se está estableciendo las condiciones necesarias para cubrirla y trazando una ruta para incorporar todos los componentes necesarios para su óptima operación.

La nueva Terminal

La nueva terminal aérea comprende la interconexión de la terminal existente con la nueva terminal, a través del edificio conector; una moderna infraestructura con cuatro plantas, 20 puertas de abordaje, ocho posiciones remotas con inmejorable capacidad para atender aviones código E y C —que sumadas a las 34 del aeropuerto existente, completarán 62 puntos de contacto de aeronaves— y una nueva plataforma de aeronaves, entre otras obras complementarias. Además, se está trabajando en un sofisticado sistema de ductos, en el sistema contra incendios, una tubería de combustible y en la finalización del edificio conector que comunicará la terminal 1 y 2.

A su vez, dentro de los avances de esta obra también destacan los trabajos de montaje de los muros cortina o fachadas de vidrio que cubrirán la parte frontal y posterior de la terminal, además de los detalles finales en la instalación de la cubierta del techo, que será suavemente iluminada por el brillo único que solo brinda la luz natural solar a través de 116 tragaluces. Lo que se traduce también en un enorme ahorro energético que muestra un necesario compromiso con una de las causas más importantes en nuestros días, como lo es el cuidado del medioambiente.

De igual modo, se contará con chimeneas en la cubierta para cumplir la función de extracción y ventilación en la nueva terminal, contando así con compuertas para el acceso a la cubierta y una pasarela para realizar supervisiones y mantenimiento del área.

Una vez finalizada la construcción de la T2 se prevé manejar un aproximado de 7200 maletas por hora, con la incorporación del nuevo sistema de maletas que funcionará de forma integrada entre la T1 y la T2. Para ello se está trabajando en el fortalecimiento de las medidas y controles de seguridad, garantizando así los procesos de atención al pasajero.

El proyecto —que ya ha generado mano de obra para más 4500 personas— posicionará a Panamá en el primer centro de consolidación del comercio regional e internacional de las Américas con miras a que más usuarios opten por un aeropuerto eficiente, moderno, seguro y cómodo.

Muy pronto todas las personas podrán utilizar esta imponente estructura de 662 metros de longitud y 30 metros de altura, diseñada por el reconocido arquitecto británico Norman Foster.